Oración La Magnífica para tumbar brujas


En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,
por medio del poder de la Santísima Trinidad y el de La Virgen María,
tenga virtud de desatar y eliminar de mi vida cualquier tipo de
encantamiento, hechizo, trabajo, maleficio o ritual.

Lanzado, heredado, conjurado o ganado.
Por medio de esta oración de liberación, acudo a ti, Magnifica Virgen María,
para que tu Santa presencia me ilumine y me libre de todo mal
que me quiera hacer cualquier persona, sea hombre o mujer.

Si traen armas que no me lastimen,
que sus ojos no me vean,
que sus bocas no me ofendan.

Que sea destruido y liberado cualquier diablo, brujo, polvos, velas, hechizos y magia.
Por el poder que dio el Altísimo, ¡Oh, Santísima Madre de Dios!,
pisa una vez más la cabeza de la víbora.
Que se retuerza de dolor en su propio veneno y maldad,
y llena mi alma de todo el amor, caridad otorgada por la Sangre de Cristo.

Dios te salve María, llena eres de gracia, el señor es contigo,
Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito sea el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores,
ahora, y en la hora de nuestra muerte.

Amén.