Salmo 8 – Origen y Significado

El Salmo 8 es un himno de alabanza atribuido al rey David y se encuentra en el Libro de los Salmos de la Biblia. Este salmo es conocido por su exaltación de la grandeza de Dios y la maravilla de la creación. Se cree que David compuso este salmo como una expresión de asombro y gratitud hacia Dios por la majestuosidad de su obra en el universo.

El Salmo 8 refleja la admiración de David por la creación y su asombro ante la posición privilegiada que Dios ha otorgado a la humanidad en el contexto de su creación. David contempla el cielo estrellado y se maravilla de cómo Dios ha otorgado dignidad y autoridad al ser humano.

Salmo 8 Versión Reina-Valera

1 Jehová, Señor nuestro,
Cuán glorioso es tu nombre en toda la tierra,
Que has puesto tu gloria sobre los cielos!
2 De la boca de los niños y de los que maman, fundaste la fortaleza,
A causa de tus enemigos,
Para hacer callar al enemigo y al vengativo.
3 Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos,
La luna y las estrellas que tú formaste,
4 Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
Y el hijo del hombre, para que lo visites?
5 Le has hecho poco menor que los ángeles,
Y lo coronaste de gloria y de honra.
6 Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos;
Todo lo pusiste debajo de sus pies:
7 Ovejas y bueyes, todo ello,
Y asimismo las bestias del campo,
8 Las aves de los cielos y los peces del mar;
Todo cuanto pasa por los senderos del mar.
9 ¡Jehová, Señor nuestro,
Cuán grande es tu nombre en toda la tierra!

Significado del Salmo 8

El Salmo 8 es una poética reflexión de David sobre la grandeza de Dios y la maravilla de la creación. David comienza exaltando el nombre glorioso de Dios en toda la tierra y admira cómo Dios ha colocado su gloria sobre los cielos.

El salmo destaca la majestuosidad de la creación, desde los cielos y las estrellas hasta las maravillas de la naturaleza. David se sorprende de la atención especial que Dios otorga a la humanidad, a pesar de su pequeñez en comparación con el universo.

En última instancia, el Salmo 8 nos invita a maravillarnos de la creación de Dios y a reconocer la dignidad y la responsabilidad que Dios ha conferido a la humanidad. Es una llamada a alabar y exaltar el nombre de Dios por su grandiosa obra en el universo.