Salmo 7 – Origen y Significado

El Salmo 7 es una plegaria atribuida al rey David que se encuentra en el Libro de los Salmos de la Biblia. Este salmo pertenece al género de los «Salmos de Súplica» y es conocido por ser una oración en la que David busca la vindicación divina contra los ataques y acusaciones de sus enemigos.

Se cree que David compuso este salmo en el contexto de un conflicto específico, posiblemente cuando huía de la persecución de Saúl.

El Salmo 7 refleja la confianza de David en la justicia de Dios y su deseo de ser vindicado de las acusaciones injustas. A través de esta plegaria, David se dirige a Dios como su defensor y refugio seguro en tiempos de adversidad.

Salmo 7 Versión Reina-Valera

1 Jehová Dios mío, en ti he confiado;
Sálvame de todos los que me persiguen, y líbrame,
2 No sea que desgarren mi alma cual león,
Y me despedacen, no habiendo quien me libre.
3 Jehová Dios mío, si yo he hecho esto,
Si hay en mis manos iniquidad,
4 Si he dado mal pago al que estaba en paz conmigo
(Yo libre al que me oprimía sin causa),
5 Persiga el enemigo mi alma, y alcáncela;
Huelle en tierra mi vida,
Y mi honra ponga en el polvo. Selah
6 Levántate, oh Jehová, en tu ira;
Alzate en contra de la furia de mis angustiadores,
Y despierta en favor de mí el juicio que mandaste.
7 Te rodeará congregación de pueblos,
Y sobre ella vuélvete a sentar en alto.
8 Jehová juzgará a los pueblos;
Juígame, oh Jehová, conforme a mi justicia,
Y conforme a mi integridad.
9 Fenezca ahora la malicia de los inicuos, y confirma tú al justo;
Pues el Dios justo prueba la mente y el corazón.
10 Mi escudo está en Dios,
Que salva a los rectos de corazón.
11 Dios es juez justo,
Y Dios está airado contra el impío todos los días.
12 Si no se arrepiente, él afilará su espada;
Armado tiene ya su arco, y lo ha preparado.
13 Asimismo ha preparado armas de muerte,
Y ha labrado saetas ardientes.
14 He aquí, el impío concibió maldad,
Y dio a luz iniquidad.
15 Pozo hizo, y cavó, y cayó en el hoyo que hizo.
16 Su iniquidad volverá sobre su cabeza,
Y su agravio caerá sobre su propia coronilla.
17 Alabaré a Jehová conforme a su justicia,
Y cantaré al nombre de Jehová el Altísimo.

Significado del Salmo 7

El Salmo 7 es una plegaria en la que David busca la intervención divina para ser librado de las acusaciones y persecuciones de sus enemigos. David clama a Dios como su refugio y defensor, confiando en la justicia de Dios para vindicarlo.

El salmo destaca la creencia de David en la justicia divina y en el juicio imparcial de Dios sobre los inicuos. También enfatiza la responsabilidad del impío de enfrentar las consecuencias de su propia maldad.

En última instancia, el Salmo 7 nos enseña sobre la importancia de confiar en Dios como nuestro defensor y refugio en tiempos de adversidad. Es un recordatorio de que Dios es el juez justo que protege a los rectos de corazón y hace justicia en su tiempo y manera.