Salmo 12 – Origen y Significado

El Salmo 12, en la Biblia Reina-Valera, es un cántico de súplica en el que el salmista clama a Dios por ayuda y protección ante la corrupción y la falsedad que percibe en la sociedad que lo rodea.

El salmista busca la intervención divina y la preservación de la verdad y la justicia en un entorno marcado por la mentira y la deshonestidad.

Salmo 12 Versión Reina Valera

«Sálvame, Jehová, porque se acabaron los piadosos; porque han desaparecido los fieles de entre los hijos de los hombres.»
«Habla mentira cada uno con su prójimo; hablan con labios lisonjeros, y con doblez de corazón.»
«Jehová destruirá todos los labios lisonjeros, y la lengua que habla soberbias;»
«A los que han dicho: ‘Con nuestra lengua prevaleceremos; nuestros labios son nuestros; ¿quién es señor sobre nosotros?'»
«Por la opresión de los pobres, por el gemido de los necesitados, ahora me levantaré, dice Jehová; los pondré a salvo del que contra ellos se engríe.»
«Las palabras de Jehová son palabras puras, como plata refinada en horno de tierra, purificada siete veces.»
«Tú, Jehová, los guardarás; los preservarás de esta generación para siempre.»

Significado del Salmo 12

El Salmo 12 expone la súplica del salmista a Dios en un contexto de deshonestidad, corrupción y falta de fiabilidad en la sociedad.

El salmista clama por ayuda divina, confiando en la fidelidad de Dios para preservar a los justos y protegerlos de la maldad y la falsedad que prevalecen en su entorno.

La conclusión del salmo resalta la confianza en las palabras puras de Dios, que son comparadas con la pureza de la plata refinada, prometiendo protección y preservación a los fieles.