Salmo 10 – Origen y Significado

El Salmo 10 (Salmo 11 en algunas versiones de la Biblia) es un cántico que refleja la confianza del salmista en Dios, incluso en tiempos de adversidad y peligro. En este salmo, el autor se enfrenta a la amenaza de los enemigos, pero mantiene su fe y confianza en la protección divina.

La estructura del Salmo 10 puede variar según la traducción, pero en general, en la versión Reina-Valera, se presenta así:

En el Señor he puesto mi confianza; ¿cómo decís a mi alma: «Escapa al monte como ave»?

Porque he aquí, los impíos tensan el arco, preparan sus saetas sobre la cuerda, para flechar en oculto a los rectos de corazón.

Cuando son destruidos los fundamentos, ¿qué puede hacer el justo?

El Señor está en su santo templo; el trono del Señor está en los cielos; sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

El Señor prueba al justo y al impío; pero el que ama la violencia, su alma la aborrece.

Sobre los impíos hará llover calamidades; fuego, azufre y viento abrasador será la porción de su copa.

Porque el Señor es justo; ama la justicia; los rectos verán su rostro.

Interpretación del Salmo 10

Este salmo se centra en la confianza del salmista en la justicia de Dios, incluso en medio de la adversidad y el peligro.

A pesar de la presencia de enemigos y de la amenaza que representan, el salmista se aferra a la fe y confía en que Dios intervendrá para proteger a los justos y castigar a los malvados.

El mensaje principal es la confianza en la justicia divina y la seguridad de que Dios no abandona a aquellos que lo buscan y confían en Él.

letanias y salmos
letanias y salmos