Tercia de Hoy | Liturgia de las Horas

Aquí tienes un ejemplo de una oración de Tercia, que es una de las horas de la Liturgia de las Horas (Oficio Divino) rezada por la mañana:

Invocación inicial:
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Himno:
Luz de la mañana, resplandor de la eternidad,
Sol de justicia, ven a visitarnos.
Llénanos de tu amor, enciende nuestros corazones,
y danos la alegría de tu presencia.

Salmo Responsorial:
(Aquí se recita un salmo, como el Salmo 23, que habla de buscar al Señor en la mañana y de confiar en su misericordia y protección).

Lectura Bíblica:
(La lectura puede ser una porción de las Escrituras, como un pasaje del Evangelio o una epístola, que se relaciona con el tema de la mañana).

Cántico Evangélico:
(A menudo se recita el Cántico de Zacarías, conocido como el «Benedictus», que se encuentra en el Evangelio de Lucas 1:68-79. Este cántico alaba a Dios y proclama su salvación).

Oración:
Señor Dios, te alabamos y te agradecemos por este nuevo día que nos has dado. Concédenos tu gracia y tu fortaleza para enfrentar los desafíos de hoy con fe y confianza en tu amor y providencia. Que nuestra vida sea un reflejo de tu luz y tu verdad. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Padre Nuestro:
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre…

Bendición:
Que el Dios todopoderoso nos bendiga, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén.

Esta es una versión simplificada de una oración de Tercia, y las oraciones reales pueden variar en contenido según las tradiciones y las circunstancias. La Liturgia de las Horas se adapta a diferentes momentos del día y sigue una estructura similar en cada una de sus horas canónicas.

¿Cuándo se reza la Hora de Tercia?

La hora de Tercia originalmente se rezaba alrededor de las 9 de la mañana.

Sin embargo, con el tiempo y las diversas reformas litúrgicas, la Liturgia de las Horas se ha adaptado para ser más flexible y accesible a las necesidades de las personas en diferentes momentos del día.

Hoy en día, Tercia se puede rezar en cualquier momento de la mañana, generalmente antes del mediodía.

No está fijada a una hora específica y puede variar según las preferencias de las personas o las comunidades religiosas que la recitan. La idea principal es que Tercia es una oración de la mañana, destinada a santificar y enriquecer el comienzo del día con la alabanza a Dios y la reflexión espiritual. Por lo tanto, puedes rezar Tercia a una hora que te resulte conveniente en la mañana, como parte de tu vida de oración personal.

Deja un comentario